fbpx

El nombre latino para la planta Helianthus annus se deriva de la palabra griega helios para el sol y anthos, que significa flor. El girasol es nativo a América Central y un miembro de la familia de las asteraceae (margarita), que incluye el diente de león, la equinácea y la caléndula. Se sabe que los girasoles se vuelven hacia el sol, y las sacerdotisas aztecas han llevado coronas de ellos. Cultivado por pueblos nativos por al menos 3.000 años y los convirtió en «pasteles de energía» como alimento básico. 

Como alimento medicinal, los germinados de girasol se consideran antioxidantes, diuréticos, expectorantes, nutritivos y calóricos. Se han utilizado durante miles de años como un tónico para los ojos, ayudando a disminuir la sensibilidad a la luz, la mejora de la energía y la fertilidad. A diferencia de las frutas y verduras, que dejan de crecer cuando son arrancadas de su planta madre, los brotes continúan creciendo hasta el momento en que son digeridos, e imparten una fuerza de vida sutil al cuerpo. Los brotes son considerados excelentes alimentos anti-envejecimiento debido a su rico suministro de enzimas.

Beneficios del girasol germinado

Los brotes de girasol no sólo son deliciosos, también son muy nutritivos y son ricos en una serie de vitaminas y minerales, así como la clorofila, aminoácidos, lecitina, colina, proteínas y fibra.

Los germinados contienen entre 20-25% de proteína con todos los aminoácidos esenciales y se consideran una comida rica en proteínas completa. La semilla germinada, a diferencia de la semilla de girasol en sí, es alta en enzimas naturales haciendo su proteína y otros fitonutrientes más fácil de digerir y asimilar.

Los brotes de girasol contienen vitaminas A, C, E y vitaminas B, así como los minerales de calcio, hierro, magnesio, niacina, zinc, selenio, potasio y fósforo.

Las semillas de girasol y especialmente sus brotes proporcionan una fuente de nutrientes específicos tales como lecitina y ácido fólico.

La lecitina es un nutriente importante para descomponer los ácidos grasos, como los omega-3, de los alimentos que comemos para utilizarlos eficazmente. La lecitina mantiene nuestras articulaciones, tendones y huesos sanos y fuertes. La colina es un componente de la lecitina y un precursor nutricionalmente importante para el neurotransmisor acetilcolina, que es vital para la función nerviosa y muscular y necesaria para el metabolismo hepático adecuado.

Los brotes son también particularmente altos en la vitamina del complejo B llamada folato o ácido fólico, que es un nutriente dietético que necesitan las mujeres embarazadas y su feto en desarrollo.

Los brotes de girasol se pueden disfrutar con casi cualquier comida, añadiendo fibra fresca, enzimas y nutrientes variados.

Disfrútalos agregándolos a tus comidas:

Hummus crudo

Hamburguesas 

Ensaladas

Pizza 

Son deliciosos con otros tipos de brotes, como alfalfa, brócoli, rábano y brotes de fenogreco.

Fuente:

http://www.huffingtonpost.com/brigitte-mars/sunflower-sprouts-the-ins_b_459590.html

http://www.superfoods-for-superhealth.com/how-to-grow-sunflower-sprouts.html

¿MÁS PREGUNTAS?

(+57) 314 744 44 23

¿MÁS INFO?

organicosonc@yahoo.com

0